Tubo de Grasa para Carretes RELIX

Grasa ESPECIAL para Carretes RELIX

Resistente al agua salada,  evita la corrosión y la abrasión ya que repele el salitre y evita  el óxido de nuestras máquinas, permitiéndonos tenerlos siempre a punto.

REELUBE20
ZunZun
3,90 €
Impuestos incluidos
Cantidad
not_interested Fuera de stock

  Compra segura

Paga con Tarjeta, Bizum, Paypal o financialo

  Envío MRW 24/48h

Confiamos en los mejores transportistas

  Atención al cliente

Contacta si tienes dudas

Grasa especial de excelente capacidad lubricante para rodamientos, engranajes, y ejes de nuestros carretes de pesca.

Resistente al agua salada,  evita la corrosión y la abrasión ya que repele el salitre y evita  el óxido de nuestras máquinas, permitiéndonos tenerlos siempre a punto.

Contenido: 20 ml.

NOTA INFORMATIVA INTERESANTE SOBRE LA CORROSIÓN EN LA PESCA EN AGUA SALADA.

Pesca en agua salada.

 

 

Este es el ambiente más duro para cualquier carrete, el efecto de la sal puede convertir prácticamente cualquier carrete, inclusive aquellos que dicen ser “a prueba de agua salada”, en un conjunto de pedazos o piezas de metal inservibles, y creo que hemos visto ejemplos de esto en más de una ocasión, por lo que en este caso el dejar de darle servicio tan sólo una vez nos puede causar grandes problemas, para evitarlo, cada vez que lo utilicemos aunque sea en agua salobre, tenemos que desmontar el carrete y meterlo en un recipiente que contenga agua templada, ya que prácticamente sólo el agua con cierta temperatura es capaz de disolver la sal, permitiéndonos retirarla de las superficies de nuestro equipo; como breviario cultural déjenme decirles que el agua dulce es uno de los antioxidantes más poderosos cuando se aplica y luego se seca, en fin, déjese el carrete por un buen rato y posteriormente retírese del agua y cuélguese para que se escurra y se pueda secar. Una vez que esté seco aplique aceite ligero en las graseras y en las ranuras de las partes móviles, empape un trapo con el mismo aceite y déle una pasada a toda la superficie del carrete con el fin de limpiarlo y dejarle una capa protectora que le ayudará a repeler la humedad. Le recomiendo que si el carrete llegó a mojarse mucho, o si ya tiene varias salidas, o ya va a terminar la pescada, o cuando ya lo va a guardar para la próxima vez, entonces desármelo bien o que alguien lo haga por usted, el chiste es que lo haga, o desgraciadamente se va a arrepentir en la siguiente salida. Desármelo y meta las piezas, no la línea, en gasolina blanca, aplicándole después aceite ligero, como“1-2-3” o aceite para máquina de coser, si lo prefiere puede usar hasta WD-“40”, sólamente asegúrese que el aceite o grasa no le llegue al sistema de freno, pues la próxima vez que lo utilice en vez de frenar, va a patinar. Ármelo y guárdelo envuelto en una franela, le aseguro que siguiendo estos sencillos consejos su carrete estará listo y esperándolo para la próxima.

 

Pesca en agua muy dura o con gran cantidad de carbonatos, o sea muy alcalina.

 

Este caso no es tan grave como el de la sal, pero que dependiendo del grado de concentración del material calcáreo, los residuos que se forman en el mecanismo del carrete en forma de depósitos se llegan a endurecer, de tal forma que llegan a impedir el buen funcionamiento del carrete. Me imagino que hemos observado en los adminículos de algunos baños estos depósitos que parecen incrustaciones de piedra, por cierto bien difíciles de retirar. Pues lo mismo le pude pasar a nuestro carrete y esto se evita limpiándolo con aceite ligero de vez en vez, con lo que vamos a protegerlo contra este tipo de daños. En caso de que ya se encuentren presentes, hay que desarmarlo y en donde se encuentren los depósitos, trate de quitarlos con un trapo y aceite ligero, si no se retiran utilice un hisopo o sea un “q-tip”, mojado en vinagre, proceda a limpiarlo, con cuidado de no exagerar en la cantidad de vinagre y verá como se van deshaciendo poco a poco.

 

REELUBE20

También podría interesarle